Inicio Volver

Buscador

.
Enfermedades Bucodentales
Enfermedades dentales primariasEnfermedades dentales secundariasEnfermedades del lecho dentalEnfermedades de la bocaEnfermedades de los anexosCánceres de boca

Nombre: Cepillado dental

Comercial:Cepillo de dientes

Tipo: Higiene Dental

Categoría:

Imagen:

Gráfico:

Información: Introducción

El cepillado dental es un hábito cotidiano en la higiene de una persona. Es una actividad necesaria para la eliminación de la placa dental relacionada tanto con la caries dental como con las enfermedades periodontales (la gingivitis y la conocida piorrea).

Aparte del cepillado dental existen también otros métodos que ayudan a eliminar la placa bacteriana tales como la seda dental, los cepillos interproximales o las limpiezas profesionales, pero en este artículo vamos a centrarnos principalmente en las técnicas de cepillado dental. Así pues, hablaremos de las características y tipos de cepillos, así como de las distintas técnicas de cepillado, indicando cuál de todas resulta más eficaz tanto para adultos como para niños.

Características de los cepillos de dientes

Las cerdas de los cepillos dentales pueden ser naturales (pelos de cerdo o de jabalí) o sintéticas (nylon). En la actualidad la recomendación es utilizar cepillos de cerdas sintéticas y con un grado de dureza medio o blando.

Actualmente hay una gran diversidad de cepillos y debemos utilizar siempre el que más se adapte a nuestras necesidades:

Cepillo convencional: con 3 o 4 tiras de cerdas, es el que usamos normalmente.
Cepillo periodontal: también llamado sulcular o crevicular, tiene dos tiras de cerdas. Se utiliza en casos de inflamación gingival y surcos periodontales profundos. También es recomendable en niños con ortodoncia fija.
Cepillo eléctrico: tiene 3 tipos de movimiento horizontal, alternado, vertical arqueado o vibratorio. Pueden ser especialmente útiles en personas disminuidas físicas o mentales, debido a la simplicidad de la operación por el paciente o por quien le ayude.
Cepillos interproximales: son un penacho para los espacios interdentales.

El tiempo de vida promedio de un cepillo dental es de tres meses. Sin embargo esto es muy variable, de manera que deberemos cambiar el cepillo cuando veamos que las cerdas empiezan a doblarse hacia los lados, ya que esto podría dañar las encías, además de que cuando ocurre esto el cepillo pierde su función de limpieza.

Comparación cepillo eléctrico- cepillo convencional

La comparación de los beneficios que produce el cepillo eléctrico frente al convencional está muy discutida. En cuanto a la capacidad para eliminar la placa bacteriana se ha visto que tienen la misma capacidad ambos tipos de cepillos. En cuanto a la capacidad para dañar la encía o los labios también los dos tipos de cepillos tienen la misma capacidad. En cuanto a la capacidad de dañar el esmalte dental al utilizar la pasta de dientes abrasiva, se ha sugerido que los cepillos eléctricos producen un menor daño porque los usuarios tienden a hacer menos presión sobre la superficie dental que con un cepillo convencional.

Para resumir el cepillo eléctrico nos puede ser útil en casos de disminuidos físicos o psíquicos, y también a veces para motivar a los niños en el cepillado. Pero el entusiasmo puede desaparecer con el tiempo y llevar menos cuidado en el cepillado por creer que el propio cepillo lo hace todo. De manera que los pacientes que usan cepillo eléctrico deben ser evaluados de forma periódica y provistos de refuerzos siempre que sea necesario.

Técnicas de cepillado

Existen muchas técnicas, pero cabe destacar que más que la técnica lo importante es la minuciosidad, el cuidado con el que se realiza el cepillado, consiguiendo así el mismo resultado con cualquiera de las técnicas.

Aunque está claro que existen casos en que debido a determinadas patologías o factores como la falta de cooperación o falta de destreza manual se recomienda una técnica determinada. Es importante en todas las técnicas seguir un orden que deberá ser siempre el mismo para no olvidar ninguna superficie dentaria.. Para enseñar a la gente a cepillarse hay que enseñarles una rutina: en primer lugar cepillar la mitad superior derecha por la parte externa, seguida de la mitad superior izquierda también por la parte externa, mitad inferior izquierda y mitad inferior derecha también por la parte externa. Seguiremos otra vez el mismo orden pero ahora por la parte interna. A continuación las caras masticatorios u oclusales de los dientes y por último cepillaremos la lengua. En total la técnica de cepillado correcto debe durar entre 2-3 minutos.

Cabe destacar las distintas técnicas existentes aunque no todas ellas son utilizadas:

Técnica de fregado u horizontal.. Es una técnica sencilla y la más recomendada en niños. Consiste simplemente en "fregar" los dientes con movimientos horizontales.
Técnica circular o de Fones. Es la técnica recomendada en niños más pequeños, dada la menor destreza a la hora de realizar el cepillado dental. Consiste en movimientos circulares amplios con la boca del niño cerrada, abarcando desde el borde de la encía del diente superior al inferior. Con ella se consigue remoción de la placa y al mismo tiempo se masajean las encías.
Técnica vertical. Con los dientes contactando se van cepillando de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba.
Técnica del rojo al blanco. Se cepilla desde las encías hacia el diente. Los penachos se sitúan en la encía y vamos haciendo movimientos de arriba hacia abajo en la arcada superior y de abajo hacia arriba en la arcada inferior.
Técnica de Bass. Es la más efectiva. Sitúamos el cepillo con una inclinación de 45º. Se trata de realizar unos movimientos vibratorios anteroposteriores, pero sin desplazar el cepillo de su punto de apoyo. Deben ser movimientos muy cortos para que las cerdas se flexionen sobre sus propios ejes pero que las puntas no se desplacen de los puntos de apoyo. Así conseguimos desmenuzar la placa bacteriana, que asciende por el penacho, por lo cual cada vez tenemos que lavar bien el cepillo porque los penachos se cargan de placa bacteriana. Es una técnica muy recomendada en adultos. Se deben ir cepillando de dos o tres piezas, siguiendo la secuencia que hemos explicado antes. En la cara masticatoria de los dientes hacer movimientos de fregado rápido para eliminar todos los restos de alimentos.


Frecuencia de cepillado

La placa bacteriana vuelve a establecerse sobre la superficie dental en menos de 24 horas tras su eliminación, por lo que los dientes deben cepillarse al menos una vez al día. Lo ideal es que se realice el cepillado después de cada comida, aunque se recomienda que el cepillado más minucioso se realice por la noche antes de ir a la cama. En los niños hay que insistir mucho en la higiene, ya que es el periodo durante el cual se forma la dentición, además hay que dar mucha importancia en el cepillado en los niños portadores de aparatología ortodóncica.

Para los pacientes ortodóncicos existen cepillos diseñados especialmente con las cerdas en forma de V o de U. Sin embargo se aconseja el cepillo sulcular para remover la placa sulcular efectuando movimientos horizontales cortos y repetidos.

En pacientes portadores de prótesis parcial o total removible se deben extraer las mismas de la boca y realizar el cepillado tanto de la mucosa, como de los dientes remanentes y también cepillar las prótesis con agua y jabón.

En pacientes discapacitados se pueden confeccionar mangos especiales para facilitar el cepillado, como por ejemplo fijar el cepillo a la mano con una banda elástica; doblar el mango del cepillo; alargar el mango con un trozo de madera o plástico y agrandarlo con la empuñadura de un mango de bicicleta o usar un cepillo eléctrico. Aunque la mayoría de las veces es recomendable llevar a estos pacientes a clínicas dentales donde exista personal especializado en pacientes disminuidos, donde se les realiza técnicas de higiene oral que son necesarias en este tipo de pacientes.

Estas han sido unas nociones básicas sobre técnicas de cepillado. En conclusión, una buena higiene bucal para una buena salud oral. No sólo es necesario tener un buen cepillo de dientes o una buena pasta de dientes, sino una buena técnica, ya que muchas veces es mejor el cepillado incluso sin pasta, asegurándonos bien que eliminamos la placa bacteriana que es la causante de la caries y de las enfermedades periodontales. Por ello hay que instruir a los niños desde pequeños a cepillarse los dientes después de cada comida y antes de irse a dormir, creándoles un hábito de higiene bucal diario.

Fecha de publicación: Mayo 2001

Angeles Matoses Miralles
Odontóloga

http://www.saludalia.com/Saludalia/web_saludalia/vivir_sano/doc/higiene/doc/cepillado.htm

Técnicas de cepillado
2012-04-27 11:21:24
El cepillado dental es un hábito importante que debemos realizar a diario para obtener una correcta higiene bucodental. Este procedimiento se realiza para eliminar la placa bacteriana que puede ocasionar diversas enfermedades periodontales.

En Clínica Dental Zendreda somos partidarios de la odontología conservadora. Creemos en la educación bucodental, por ello hacemos hincapié en la prevención ofreciendo una serie consejos útiles sobre el cepillado dental:

Para simplificar el cepillado y no olvidar ninguna zona debemos dividir la boca en cuatro zonas: La zona derecha superior, la zona izquierda superior la zona inferior izquierda y la zona inferior derecha.
Iniciaremos el cepillado por la parte superior izquierda de la boca, siempre por la cara externa del diente. Colocaremos el cepillo de forma perpendicular al diente cepillándolo desde la encía hasta el final del diente, de forma suave y constante.
Repetiremos este movimiento varias veces e iremos avanzando diente a diente, primero por la parte superior derecha de la boca y después por la parte superior derecha.
Una vez tengamos la cara externa completamente limpia, procederemos al cepillado de la cara interna de los dientes. Emplearemos la misma técnica, es decir, cepillar los dientes desde la encía con un movimiento vertical hacia abajo.
Terminaremos cepillando la parte inferior de los dientes (la zona que usamos para masticar) realizando movimientos horizontales hacia delante y atrás.
Repetiremos esta misma secuencia de cepillado pero con la parte inferior de la boca, desde la zona inferior izquierda al centro y de la zona inferior derecha al centro. Primero por la cara externa y después por la cara interna.
Finalmente, es importante no olvidar el cepillado de la lengua, realizando un barrido desde la parte inferior la parte anterior, siempre de atrás hacia adelante.


Recuerde que no sólo es importante una buena técnica de cepillado, desechar su cepillo cada dos o tres meses o bien cuando las cerdas estén despuntadas le ayudará a mantener una buena higiene.

http://cdz.es/es/tecnicas-de-cepillado/



¿Qué es la placa bacteriana?

La placa bacteriana es una película blanquecina que se deposita sobre los dientes y tejidos blandos bucales, en la que viven colonias bacterianas responsables de las enfermedades de los dientes (caries) y las encías (enfermedad periodontal). La placa bacteriana es fácilmente eliminable con una buena técnica de higiene oral.
info/encias.jpg
Características del cepillo dental

Cerdas suaves, con puntas pulidas y redondeadas.
Cabezal pequeño.
Mango anatómico y firme.
Reemplazar el cepillo dental por lo menos, cada tres meses.

¿Cómo cepillarse los dientes?

Es muy importante seguir una técnica rutinaria y ordenada para no olvidar ninguna zona sin cepillar.

1º. Coja el cepillo como si fuera a escribir con él y coloque el cabezal del mismo a lo largo de los dientes en posición horizontal, con un ángulo de 45° con el eje vertical de los mismos y sobre la encía en la zona donde se unen dientes y encías (Imagen 1).
2º. Comience por los dientes superiores en su cara interna (paladar), una vez colocado el cepillo realice una suave vibración (como si le temblara el pulso) durante 4-6 seg. Terminaremos “barriendo” los dientes suavemente de arriba-abajo (Imagen 2).
3º. Repetiremos la operación anterior en todos los dientes y superficies (paladar y labial) tanto superiores como inferiores (en estos últimos “barriendo” de abajo-arriba) (Imagen 3).
4º. En las zonas linguales de los incisivos colocaremos el cepillo en vertical y realizaremos los mismos movimientos. (Imagen 4).
5º. Las caras oclusales (zonas de masticación) se cepillaran con movimientos circulares (Imagen 5 y 6).
6º. La limpieza lingual podemos realizarla con el cepillo dental “barriéndola” desde atrás hacia delante (Imagen 7).
7º. También podemos utilizar el LIMPIADOR LINGUAL “raspando” la lengua de atrás hacia delante.Al terminar aclararemos con abundante agua (Imagen 8).

***

Uso de los cepillos interproximales

En personas con mayores espacios entre diente y diente, puede sustituirse el uso de la seda dental por un cepillo interproximal. Existen gran variedad de formas y tamaños en estos cepillos, debiendo buscar el tamaño y forma que mejor se adapte a nuestros dientes.

El cepillo interproximal se utiliza pasándolo a través del espacio interproximal de fuera a dentro y viceversa, frotando las caras laterales de los dientes. Es muy importante que el cepillo llegue siempre hasta la encía para poder eliminar la placa. Si el cepillo interproximal no entra cómodamente, no lo fuerce. Puede ser que el espacio no sea lo suficientemente amplio y deba utilizarse un cepillo de tamaño menor o pasar a la seda dental.

http://www.clinicasicilia.es/castellano/higiene.php

Cómo cepillarse

¿Cuál es el modo correcto de cepillarse?

El cepillado correcto lleva al menos dos minutos. Así es: 120 segundos. La mayoría de los adultos no se cepillan durante tanto tiempo. A fin de tener una idea del tiempo involucrado, utilice un cronómetro. Para cepillarse correctamente los dientes, use movimientos cortos y suaves, prestando especial atención a la línea de la encía, los dientes posteriores de difícil acceso y las zonas alrededor de obturaciones, coronas y otras reparaciones. Concéntrese en limpiar bien cada sección de la siguiente manera:

Limpie las superficies externas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores
Limpie las superficies internas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores
Limpie las superficies de masticación
Para tener un aliento más fresco, no olvide cepillarse también la lengua

¿Qué tipo de cepillo dental debo utilizar?

La mayoría de los profesionales de la odontología coinciden en que un cepillo de cerdas suaves es ideal para eliminar la placa y los restos alimenticios de los dientes. Los cepillos de cabeza pequeña también son recomendables, puesto que llegan mejor a todas las zonas de la boca, aún a los dientes posteriores de difícil acceso. Para muchos, un cepillo dental eléctrico es una buena alternativa, ya que hace un mejor trabajo de limpieza de los dientes, especialmente en aquellas personas que tienen dificultades para cepillarse o destreza manual limitada.

¿Cuál es la importancia de la crema dental que utilizo?

Es importante utilizar una crema dental adecuada para usted. En la actualidad, existe una gran variedad de cremas dentales diseñadas para prevenir muchos trastornos, tales como caries, gingivitis, sarro, dientes manchados y sensibilidad. Pregunte a su odontólogo o higienista cuál es la crema dental adecuada para usted.

¿Con qué frecuencia debo reemplazar mi cepillo dental?

Debe reemplazar su cepillo dental cuando muestre señales de desgaste o cada tres meses.También es importante cambiar los cepillos dentales después de un resfrío, puesto que las cerdas acumulan gérmenes que pueden provocar una nueva infección.

http://www.colgateprofesional.com.ve/pacientes/Como-cepillarse/articulo

El cepillo de dientes es un instrumento de higiene oral utilizado para limpiar los dientes y las encías que consiste en un cuerpo o mango aproximadamente recto en cuyo uno de sus extremos (o cabeza del cepillo) se encuentra un denso conjunto de cerdas perpendiculares al cuerpo que facilita la limpieza de áreas de la boca difíciles de alcanzar. Suele utilizarse en combinación con pasta de dientes o dentífrico, que típicamente contiene flúor, para aumentar la eficacia del cepillado. Los cepillos de dientes se encuentran disponibles en el mercado en diferentes tamaños, formas y texturas de cerdas. La mayoría de los dentistas recomiendan utilizar cepillos de cerdas suaves para evitar el daño a la capa de esmalte dental o la irritación de las encías que unas cerdas más duras podrían provocar. Actualmente la mayoría de los cepillos dentales son fabricados con cuerpos de plástico y cerdas de fibras sintéticas.
Historia

Diversas formas de higiene dental han sido practicadas desde la prehistoria por el hombre. Esto ha sido verificado a través de excavaciones realizadas en distintos lugares del mundo. En las mismas se han encontrado instrumentos como ramas masticadas en un extremo hasta volverlas suaves y aptas para la remoción de restos y sedimentos bucales (en general provenientes de árboles con cualidades antisépticas), plumas de aves, huesos de animales o púas de puerco espín.

El cepillo de dientes lo creó, según la Asociación Dental Estadounidense, un emperador chino en 1498; que puso cerdas de cerdo en un mango de hueso. Los mercaderes que visitaban China introdujeron el cepillo entre los europeos si bien, no fueron muy comunes en occidente hasta el siglo XVII. Sin embargo, en aquellos tiempos los europeos preferían cepillos dentales más blandos confeccionados con pelos de caballo. También era común mondarse los dientes tras la comida con una pluma de ave o utilizar mondadientes de bronce o plata. Existió no obstante, un método más antiguo de cepillarse los dientes con un trozo de tela que se utilizaba en Europa desde tiempos de los romanos. Pero el cepillo de dientes tal y como hoy lo conocemos fue un invento del siglo XVII. Sin embargo, no todos podían permitirse el lujo de tener uno: a principios del siglo XX tener un cepillo de dientes estaba reservado sólo para los muy ricos, pues el mango era de marfil y las cerdas naturales, lo que encarecía de manera significativa su coste. Fue en 1930 cuando hicieron su aparición los primeros cepillos de plástico, mucho más económicos y antecesores directos de los que hoy hay en nuestros cuartos de baño..

http://es.wikipedia.org/wiki/Cepillo_de_dientes

TÉCNICA DE CEPILLADO DENTAL
Control de la Placa Dentobacteriana
La eliminación de la placa es nuestro principal objetivo, éste nos dará grandes ventajas:
1. Reduce la cantidad de microorganismos sobre los dientes y encías
2. Favorece la circulación
3. Hace que los tejidos gingivales (Encías) sean más fuertes y resistentes
Los medios que usamos para el control de la placa son:
1. Pastillas o soluciones reveladoras a base de color vegetal.
2. Cepillado dental
3. Hilo dental.

http://estefany-higienedental.blogspot.com.es/2011_07_01_archive.html

http://www.olebebe.com/2011/11/03/tecnica-sencilla-de-cepillado-de-dientes-para-pequenos-de-6-anos/

http://tandemoda.wordpress.com/2009/12/02/la-importancia-de-la-higiene-dental/

Patologías indicadas:

Caries
Gingivitis
Halitosis

Vídeo:

Visitas: 7711

Mostrando Registros desde el 1 hasta el 0 de un total de 0

Nick:
Email: No se publicará
Comentario: Tags HTML permitidos <blockquote>citas<strong>negrita<em>cursiva <u>subrayado<li>elemento lista <ul>ordenada<ol>numérica y sus cierres (url y saltos de línea se convierten automáticamente)
 
¿Eres humano? Sensible (M/m)
  Acepto las condiciones de uso

Todos los campos obligatorios

 
Tratamientos Bucodentales
Higiene DentalOdontologíaOrtodonciaEstética DentalMedicamentos
Bucodental